Vecinos Del Ranger lo Reciben Como un Heroe luego de su libertad

Los vecinos del general retirado del Ejército, José del Carmen Ramírez Guerrero, expresaron su alegría por la decisión del Tribunal de Atención Permanente de la Provincia Santo Domingo que dispuso la libertad condicional del exmilitar.

Los residentes de la calle Balbina de Peña, en el sector Los Mina, Santo Domingo Este, consideraron justo que “El Ranger”, como es apodado Ramírez Guerrero, esté en libertad porque “es un buen hombre”.

Ramírez Guerrero fue puesto en libertad luego de estar en prisión una semana, acusado de matar a un joven que junto a otro lo había atracado y golpeado en su residencia.

“Estamos contentos, todo el mundo lo quiere”, expresó una vecina, quien afirma conocerlo desde hace 40 años. El general retirado no ha regresado a su casa luego de salir de prisión, y según los vecinos es una buena decisión por el momento. Los vecinos que fueron a darle el respaldo a “El Ranger” a la Procuraduría Fiscal, al igual que varios exgenerales como José Miguel Soto Jiménez, Guillermo Guzmán Fermín y Juan Bautista Rojas Tabar, dijeron que en Los Mina la delincuencia es el pan de cada día y reiteraron el apoyo que siempre ha brindado al sector el exmilitar.

Comía un pica pollo
Según los vecinos, Ramírez Guerrero, quien reside en la casa materna luego de divorciarse, estaba como de costumbre comiendo y escuchando música en la galería de la vivienda, cuando fue asaltado por los dos hombres. Explican que el general retirado comía “pica pollo” unos minutos antes del hecho. “Yo lo vi ahí sentado comiendo, entré a mi casa y minutos después lo veo que va detrás de los asaltantes”, expresó un vecino. “Los ladrones vienen para ultimar, le privaron de su libertad durante esos días y encima tienen que pagar un millón de pesos”. Las cámaras que grabaron el asalto fueron colocados por el propio general retirado en el mes de diciembre, porque según los residentes “los atracos son a cada rato”. El hecho ocurrió el pasado domingo 21 de febrero cuando el exgeneral se encontraba en su residencia, y el joven Jeison Luis Comas Encarnación, acompañado de otra persona, aún desconocida, le propinaron golpes en la cabeza para despojarlo de una pistola.

Fuente: Listindiario.com