Se Cae de Barco, Nada 7 horas y se Salvo!

David Thompson sintió que una ola lo barría y de repente se encontró aferrado a una soga atada a su barco en el océano Atlántico, bastante lejos de la costa norte de Puerto Rico.

Pensó que la situación no era grave. Tenía la soga y un chaleco salvavidas. Solo debía volver al barco, ayudado por la soga.

El mar, sin embargo, estaba agitado, con vientos de 20 nudos y olas de tres metros (10 pies). Cuando trepaba al barco, otra ola lo arrastró, con una fuerza tal que le sacó el chaleco salvavidas, al que estaba atada la soga. Súbitamente se encontró solo en el medio del mar, viendo cómo el barco se alejaba.

“Tenía los brazos cansados, ya no podía aferrarme a nada”, relató Thompson, de 68 años, desde el hospital donde se recupera de la odisea que acababa de vivir. “Vi que el barco se alejaba y pensé que esto se acababa para mí”.

Pero siguió peleando. Nadó de a ratos, flotó sobre sus espaldas y continuó nadando durante siete horas, hasta llegar a una playa puertorriqueña, medio desnudo y exhausto.

Thompson, un ingeniero jubilado de Kalamazoo, Michigan, que navegaba solo cuando cayó al mar, está siendo tratado por deshidratación y permanecerá en el hospital al menos cuatro días.

Fuente: losandes.com.ar